Podemos ser claros

Hay que reconocerle al PP que, desde la primera legislatura de Zapatero, han ganado la batalla de la comunicación por goleada.  Desde el PP construían un discurso falso -y a veces inmoral- pero muy simple y comprensible para los-as ciudadanos-as. Un discurso que además repetían como un mantra al más puro estilo de Goebbels. De hecho han repetido tantas veces sus mentiras que muchas se han convertido ya en una verdad aceptada por gran parte de la sociedad

Por ejemplo: “La culpa de la crisis es de Zapatero”.

Mientras, desde la izquierda, el discurso para desmontar esto, solían ser divagaciones que acudían a factores macrosociales y económicos que a la gente de a pie, le cuesta sino entender, asimilar y hacerlos propios.

Esto lo ha cambiado Pablo Iglesias y Podemos, han construido un discurso de izquierdas claro y contundente. Comprensible por todos y todas y que pone de manifiesto los sin sentidos y las contradicciones del discurso del PP y sus acólitos. Un discurso fácil de asimilar y hacer propio para todos-as los ciudadanos-as

Este para mi es uno de los grandes triunfos de Podemos